19/Oct/2018
Viernes, 19 de Octubre de 2018

Al Nayzak, el desconocido lago turquesa de Egipto

Este paraíso oculto a orillas del mar Rojo recuerda paisajes propios del Caribe.

Al Nayzak, el desconocido lago turquesa de Egipto

La naturaleza nos regala paisajes sorprendentes en lugares insospechados.

Uno de ellos es Al Nayzak, un lago turquesa egipcio todavía desconocido por la mayoría de turistas que visitan la zona; un auténtico paraíso oculto a orillas del mar Rojo. Situado al sureste del país, a ocho kilómetros de Marsa Alam y a 20 minutos de Port Ghalib -un lujoso centro turístico con un bonito puerto deportivo- es una sorprendente piscina natural en la que sumergirse en pleno desierto.

Más allá de las fantásticas construcciones del legado faraónico capaces de hacernos retroceder en el tiempo, Egipto depara sitios como este. Según quienes habitan el lugar, la forma de ojo y el llamativo color que lo caracterizan son la consecuencia de la caída de un meteorito que golpeó la costa. El argumento, sin embargo, no es compartido por los geólogos, que justifican su existencia en las corrientes marinas.

Sea como sea, lo cierto es que el rincón, que posee una gran belleza, permite sumergirse y bucear rodeados de una tranquilidad total. Su proximidad con los arrecifes que se forman en las profundidades del mar Rojo hacen que el lago Al Nayzak sea un destino ideal para disfrutar de un día espléndido... y de una noche memorable.

Y es que la inexistencia de contaminación lumínica en la zona, la convierte en un destino para conocer las estrellas. Junto a las aguas y sin más compañía que la de una pequeña hoguera, es posible contemplar el cielo de noche con una nitidez casi absoluta.

Al Nayzak es una sorprendente piscina natural en la que sumergirse en pleno desierto

 

Fuente: La Vanguardia.

En esta sección
Comentarios