14/Ago/2018
Martes, 14 de Agosto de 2018

Watanegui consupu: qué significa realmente el estribillo de Sopa de Caracol, el éxito musical de Honduras que dio la vuelta al mundo

Watanegui consupu, iupipati iupipati… ¿Quién no ha pensado alguna vez que esta famosa estrofa estaba en inglés?

Watanegui consupu: qué significa realmente el estribillo de Sopa de Caracol, el éxito musical de Honduras que dio la vuelta al mundo

Aquellos de oído "más afinado" llegaban incluso a asegurar que la canción decía "What a very good soup" (qué sopa tan buena), pero nada más lejos de la realidad. La canción, en realidad, proviene del folclore indígena de las poblaciones negras del Caribe y Centroamérica.

Y la melodía, tal y como se ha quedado en el imaginario colectivo de millones de hispanohablantes, la popularizó en 1991 el grupo hondureño Banda Blanca, que todavía existe hoy aunque sus miembros no son todos los de esa época.

Ellos tradujeron una parte de esta canción popular al español y le incorporaron el baile al ritmo pegadizo que quizás ya tengas en la cabeza (tata, tarara, tata, tarara… ¡Wepa!).

Banda Blanca sehizo famosa con "Sopa de caracol", La banda recorrió carnavales y festivales en Chile, México, Colombia, España y Estados Unidos con sus ritmos alegres y pegadizos induciendo a la audiencia a cantar una letra de la que probablemente no tenían ni la más remota idea.

Origen

"Watanegui consup Iupipati Iupipati Wuli Wani Wanaga", como reza la canción, es en realidad garífuna, la lengua de los descendientes de esclavos africanos mezclados con la población amerindia de las islas caribeñas.

Conocidos como los negros del Caribe, fueron una consecuencia más de la expropiación de tierras de los imperios europeos, según cuenta el historiador e investigador Paul C. Johnson en su libro Conversiones de la diáspora: la religión en el Caribe negro y la recuperación de África.

Johnson relata que los esclavos africanos fueron llevados a la isla de San Vicente y al este de las Antillas en el siglo XVII. A finales de 1700, el imperio británico ordenó su deportación hacia pueblos costeros de Centroamérica, entre ellos Honduras, cuenta Johnson.

Misterio resuelto

"Esto es lo que significa la canción: 'Quiero tomar sopa, quiero seguir disfrutándola. Un poco para ti, un poco para mí", le explica a BBC Mundo por teléfono Juan Pompilio Tejeda, principal vocalista de Banda Blanca en sus años dorados.

Más conocido como Pilo Tejeda, y hoy diputado en el Congreso Nacional de Honduras, desvela también la razón que indujo a muchos a pensar que la letra estaba en inglés.

"La comunidad garífuna tiene sus palabras propias pero también ha incorporado léxico del francés y el inglés por la influencia de las colonias. Consup significa sopa con concha", puntualiza.

Pero el éxito de Sopa de Caracol quizás no hubiese sido el mismo sin el baile que acompañaba a esta canción de ritmo punta, un género musical propio también de la etnia garífuna declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

"Lo presentamos como un baile de salón con pasos básicos que le dio ese toque original", cuenta Tejeda.

Comida típica

Pero la lengua y el ritmo no eran lo único de Honduras en esa canción. La sopa de caracol también es un plato tradicional.

"El que más me piden los hondureños cuando vienen acá", cuenta por teléfono Blanca Albana, chef del restaurante "Honduras Kitchen", en Long Beach, California (Estados Unidos).

Albana cuenta que allá lo preparan con un picadillo de verduras que incluyen yuca, banano verde, plátano maduro, zanahoria, y leche de coco. Una vez que todo está cocido, se le añade el caracol hondureño, un caracol muy grande.

Pero como suele ocurrir en la cocina, cada uno tiene su manera. Es típico de la costa caribeña de Honduras y no falta en las ocasiones especialesaunque no todo el mundo sabe prepararlo en casa, le dice a BBC Mundo Kenny Paz, una hondureña que lleva más de 14 años en Reino Unido.

"No cualquiera domina la técnica, al caracol se lo golpea con una piedra antes de poder ponerlo en la sopa", describe Paz.

Legado

La canción sigue llenando de orgullo hoy a muchos hondureños y no falta en bodascomuniones y graduaciones. "Se siente de forma muy especial entre los que estamos fuera", cuenta Paz.

"La melodía despertó la curiosidad por un país que muchos ni sabían situar en el mapa. Creían que era una isla", afirma Tejeda que a día de hoy sigue actuando y grabando música en un intento de "mantener viva Sopa de Caracol".

Pero la canción está lejos de caer en el olvido.

Ya en los 90, el grupo argentino Los Fabulosos Cadillac realizó una versión del éxito hondureño y el pasado año el artista puertorriqueño Elvis Crespo hizo lo mismo con Pitbull en una canción al más puro estilo pop latino que conserva el famoso"watanegui consup".

También recientemente Youtube se ha inundado de paradias de sobre el último video de Childish Gambino en el que aseguran que el artista estadounidense se mueve al ritmo de Sopa de Caracol.

Fuente: BBC.

En esta sección
Comentarios