14/Ago/2018
Martes, 14 de Agosto de 2018

Descubre la ciudad de los músicos del cuento de los hermanos Grimm

Descubre la ciudad de los músicos del cuento de los hermanos Grimm

Conectada por la A-1, a 126 km de Hamburgo, Bremen surge como una encantadora ciudad de medio millón de habitantes, de pasado hanseático, famosa porque en su encantador casco viejo se encuentran los famosos músicos de Bremen del cuento de los hermanos Grimm y su gran símbolo: el portentoso Ayuntamiento y la estatua de Roland en la plaza del Mercado, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La Casa Consistorial

El Ayuntamiento de Bremen es una joya arquitectónica. Fue construido en 1410 con una llamativa fachada renacentista, que se salvó casi milagrosamente de las bombas en la II Guerra Mundial. En sus sótanos destaca una célebre bodega con más de 600 años de historia y casi 700 tipos de vino alemán guardados en unos barriles del siglo XVIII.

Roland y los músicos de Bremen

Bremen, la ciudad de los músicos de los hermanos Grimm. Los músicos de Bremen es una escultura de bronce de Gerhard Marcks, erigida en 1953 en el Ayuntamiento

Bremen, la ciudad de los músicos de los hermanos Grimm. Los músicos de Bremen es una escultura de bronce de Gerhard Marcks, erigida en 1953 en el Ayuntamiento - Dietmar Banck / BTZ Bremer Touristik-Zentrale

En el entorno de la plaza mayor, además de la estatua pétrea de Roland, de más de diez metros de altura, se halla también la talla de los músicos de Bremen [Los músicos de Bremen es el cuento de los hermanos Grimm que transcurre en la Baja Sajonia, en los alrededores de Bremen] y un puñado de cafés acogedores y casas gremiales que dan un aire medieval al lugar. Solo un edificio moderno, el del parlamento, construido en 1966, puede verse en esta hermosa plaza.

La Catedral de San Pedro

Las dos torres gemelas de esta iglesia en la plaza del Mercado, de 99 metros de altura, invitan a conocer su interior donde destacan unas criptas muy antiguas con ocho momias.

El carillón de Böttcherstrasse

De la bella Markplatz parte una estrecha calle en dirección el río Weser, que lleva el nombre de Böttcherstrasse (Calle de los Toneleros), construida en los años veinte del pasado siglo, aunque pueda parecer más antigua, que conduce a un edificio civil con carillón. Esta pieza única se compone de 30 campanas de porcelana de Meissen que tocan varías melodías al tiempo que en una torre giratoria se suceden diez tableros tallados con ilustres navegantes encabezados por Cristóbal Colón.

El antiguo Schnoor

El río Weser atraviesa el corazón de la ciudad,con carácter marítimo, y deja en una de sus orillas el Barrio Schnoor, el más antiguo de Bremen, con casas de madera de los siglos XV y XVI alineadas como si se tratará de perlas en un cordel («schnoor»). El barrio está repleto de restaurantes típicos y rincones mágicos para tomar un café.

A orillas del Weser

El velero Alexander von Humboldt, enel río Weser

El velero Alexander von Humboldt, enel río Weser - Michael Bahlo_BTZ Bremer Touristik Zentrale

La mejor vista de Bremen tras la de la plaza del Mercado se obtiene en el Paseo Marítimo Schlachte, repleto de terrazas al aire libre con más de 2.000 asientos y jardines en verano. En el río Weser se concentran decenas de barcos históricos y modernos y en alguno de ellos se puede apreciar la gastronomía de la ciudad como el Pannekoekschip, de ambiente pirata, o cenar a la luz de las velas. Las excursiones fluviales parten desde el embarcadero Martinianleger.

Coches y robots

Una experiencia para los amantes de los coches de alta gama. Visita guiada por una de las factorías más importantes de Mercedes Benz para descubrir el proceso de producción con unos sorprendentes robots en cada planta.

La flora de Botanika

Un excepcional parque botánico, de más de 4.000 metros cuadrados, para descubrir el mundo de las plantas en un entorno inspirado en países lejanos como Japón, Nueva Guinea o Nepal.

En bici por Bremen

La ruta cicloturística del Weser alcanza los 515 kilómetros y una de sus etapas más atractivas se desarrolla en Bremen, donde el uso de la bicicleta es muy popular.

Fuente: ABC.

En esta sección
Comentarios