23/Sep/2018
Domingo, 23 de Septiembre de 2018

Cuatro rutas noruegas que te quitarán el hipo

Carreteras costeras sinuosas, islas encantadoras, gargantas dramáticas, fiordos emblemáticos... Y todo aderezado con elementos arquitectónicos y de diseño.

Cuatro rutas noruegas que te quitarán el hipo

Sabemos que Noruega tiene una naturaleza espectacular que no necesita de artificios, sin embargo, el país nórdico es tan buen anfitrión que ha querido idear experiencias viajeras más completas para quienes decidan ponerse a los mandos de un volante y salir a descubrir sus zonas norte, centro y oeste.

Para ello ha ideado una serie de Rutas Panorámicas, concretamente 18, en la que se fusionan naturaleza, arquitectura y diseño noruego. Elementos arquitectónicos que se integran y encajan como un guante en el paisaje, ya sea costero, de montaña o insular.

El proyecto, que engloba un total de 1.850 kilómetros, se ha desarrollado a lo largo de casi dos décadas e incluye la construcción de lugares de descanso, aparcamientos y puntos de observación de vistas panorámicas diseñados por muchos de los mejores arquitectos y diseñadores noruegos, como Snøhetta, Reiulf Ramstad Arkitekter, Jensen & Skodvin y Carl-Viggo Hølmebakk.

A continuación, te mostramos cuatro de estas rutas de infarto para que te hagas una idea de lo increíblemente bella y arquitectónica que es Noruega.

TROLLSTIGEN

Esta ruta panorámica que discurre sinuosa desde Sogge bru hasta Langvatnet (o al contrario) tiene miradores tan alucinantes como el de Ørnesvingen (y sus cascadas integradas) o la plataforma metálica que sobrevuela por encima de la carretera que da nombre a la ruta: la Trollstigen o escalera de los trolls.

También merece un alto en el camino la plataforma de observación ubicada en la garganta del fiordo Flydalsjuvet. La perspectiva que ofrecen sus bancos incluye los picos Laushornet (1.502 msnm) y Eidshornet (1.629 msnm).

Los que deseen dejar aparcado el coche durante un rato, pueden tomar el ferry de Geirangerfjord, que navega por el fiordo más famoso del mundo, el Geirangerfjord,declarado Patrimonio de la Humanidad. ¿Otra recompensa? Poder embelesarte con la caída del agua de las famosas cascadas de Dei Sju Systre, Friaren y Brudesløret.

Trollstigen (Noruega)

HELGELANDSKYSTEN

Recorrer esta ruta (la más larga de Noruega con sus 433 kilómetros) de principio (Holm) a fin (Godøystraumen) –y con desvío a Torghatten– te 'obligará' a tener que quedarte varios días de visita en una de las zonas más salvajes del país. Un road tripcargado de carreteras infinitas paralelas al mar y en el que tendrás que tomar varios ferris o transbordadores de coches para saltar de isla en isla. 

Por el camino te sorprenderán sus originales áreas de descanso (incluido un baño público de diseño) y el singular agujero natural que atraviesa la montaña Torghatten; también el archipiélago de Vega, 6.500 islas, arrecifes e islotes en los que descubrir esa forma de vida tradicional de los pescadores y agricultores por la que la Unesco lo ha incluido en la lista del Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad.

Tres particularidades hacen especial esta ruta: que se cruza el Círculo Polar Ártico a 66 grados de latitud norte, que se llega al otro lado del remolino de mareas más grande del mundo y que es posible disfrutar del espectáculo del sol de medianoche, ese que nunca llega a ponerse del todo y que tiñe de rojo, naranja y amarillo tanto el cielo como la tierra.

En la ruta Helgelandskysten, salta de isla en isla, por puentes, en ferry o remando en kayak.

AURLANDSFJELLT

47 kilómetros separan Aurlandsvangen de Lærdalsøyri, un corto trayecto (con algunos de sus tramos cerrados durante el invierno) que contiene uno de los miradores más reconocibles de Noruega, el de Stegastein, situado en el fiordo de Aurland, uno de los más grandes de la costa oeste del país nórdico.

Los arquitectos Todd Saunders y Tommie Wilhelmsem idearon un puente con estructura de madera en voladizo –curvado al final en precipicio–, que interfiere muy poco en la naturaleza, con la idea de que se convirtiese en un espacio al aire libre abierto a personas de todo el mundo, por ello lo bautizaron como 640 metros sobre Aurland y a 20.120 kilómetros de Tokio.  

En este paisaje de montaña también se encuentra la instalación permanente DEN,del artista estadounidense Mark Dion. Una obra conceptual –un oso que descansa sobre una montaña de material de desecho– localizado al final de un tunel subterráneo en la localidad de Vedahaugane.

El mirador de Stegastein, situado en el fiordo de Aurland, es un gran puente que termina en un precipicio.

ATLANTERHAVSVEGEN

La carretera del Atlántico (un trayecto en coche muchas veces descrito como el más bonito del mundo), cruza la boca de un fiordo y salta por arrecifes y entre islotesgracias a sus ocho puentes.

Desde Kårvåg a Bud, estos escasos 36 kilómetros dan para mucho: es como conducir por un circuito de carreras perfectamente diseñado y equilibrado sólo que de fondo están las montañas, el océano, los pueblos pesqueros...

Inaugurada en 1989, esta vía de transporte –indispensable para la industria pesquera y los habitantes de la isla de Averøy– fue nombrada en 2005 Construcción noruega del siglo.

La carretera del Atlántico serpentea entre arrecifes e islotes de manera técnica y elegante.

Fuente: Conde Nast Traveler.

En esta sección
Comentarios